Follow:

Rescatando animales del hielo

El año pasado estaba buscando actividades para Liam pero no encontré la clase que quería por lo que decidí hacerla yo misma. Hice una propuesta con ideas de actividades, materiales y fechas tentativas, se la mandé a un grupo de amigas y les pregunté si les interesaba. La mayoría dijo que si, pero como la clase iba a ser en mi casa tuve que limitar el número de niños y finalmente quedamos un grupo de 6 peques (los que estaban más cerca en edad).

La “clase” es de 10 a 12 o 12:00 y en ese tiempo hacemos una actividad de arte, comemos snacks y terminamos con una actividad sensorial. Nuestra primera clase fue un mural grande que los gordos colorearon con pintura hecha en casa y juegos con agua. Las próximas semanas hicimos actividades sensoriales con crema de afeitar, espuma de colores, arena hecha en casa, nieve, perlas de agua y otros materiales entretenidos. También coloreamos nieve, calabazas, hojas, conchas de mar y rocas, además de crear hombres de nieve de plastilina, flores de filtros de café, ornamentos de masa de sal, timbres de frutas y “sopa” de pétalos, agua y colorantes de comida.

Hoy se cumplió un año de esta aventura que vamos a seguir hasta que nos vayamos a Chile. Quizás en Santiago encontremos otro grupo de niños exploradores que quieran venir a nuestra casa una vez a la semana y crear con nosotros.

La actividad sensorial que hicimos hoy en nuestra primera clase de semestre Otoño/Invierno es una que Elisa amó cuando era chica. Es súper fácil de preparar y los niños se entretienen por un buen rato.

 

Qué necesitas:

  • Recipientes pequeños
  • Agua
  • Animales pequeños de plástico
  • Colorantes de comida
  • Una bandeja o caja de pástico
  • Sal
  • Lupa
  • Botella de plástico

Preparación:

  1. La noche anterior a la actividad pon 4 animales en un recipiente (el número va a depender del porte de tu recipiente y de los animales), luego llénalo con agua + unas gotitas de colorante de comida y déjalo en el freezer por la noche. Yo usé 2 recipientes para cada niño.
    Nuestros bloques de hielo no estaban 100% congelados en el centro pero eso fue bueno ya que los niños haciendo esta actividad tenían sólo 2 años y eso les hizo el trabajo más fácil, pero si tienen un recipiente grande o quieren que el bloque esté completamente congelado es mejor preparar la actividad dos días antes.
  2. En una bandeja o caja de plástico pon el bloque de hielo con los animales y una lupa. Deja que los niños exploren lo que está frente a ellos hasta llegar al problema: los animales están atrapados en el hielo.
  3. Pon la botella con agua tibia y un recipiente con sal en la caja de plástico y deja que los niños hagan el resto!

Explorando el problema: animales atrapados

La lupa no es 100% necesaria pero a ellos les encanta usarla y se ven adorables haciéndolo. Ellos encontraron gracioso que al dar vuelta el bloque de hielo podían ver las patitas de los animales.

A trabajar! Con la sal y el agua pueden sacar poco a poco a los animales. La felicidad en sus caras cuando rescatan a un animal es lo mejor.

Tuve que rellenar la botella con más agua tibia al menos 5 veces. Después de pararme 2 veces me di cuenta que era mejor traer el agua tibia en una botella grande y de ahí rellenar las botellitas de los niños.

Progreso

Usando las manitos por un rato

Pero el agua tibia funciona mejor

Los niños no descansaron hasta que liberaron a todos los animales

Materiales actividad de estimulación sensorial

Y la limpieza es muy fácil!

Aprendizaje

  • Identificar animales
  • Contar (cuántos animales has rescatado?, cuántos animales te quedan?. etc.)
  • Colores: nuestros bloques eran de distintos colores (era agua con colorantes de comida)
  • Física: qué hace la sal? qué le hace el agua tibia al hielo?
  • Identificación de la temperatura del agua (concepto frío, tibio y caliente)
  • Identificación y resolución de un problema

 

Esta es una actividad súper entretenida par los calurosos días de verano y  hay muchas variaciones para esta misma idea: usar otras herramientas para romper el hielo o poner otros objetos dentro del hielo.

Las actividades de estimulación sensorial son beneficiosas para todos los niños, especialmente para los que tienen dificultades del procesamiento sensorial.

Las actividades de estimulación sensorial le dan un espacio a los niños para explorar de forma segura. Usando el gusto, la vista, el olfato, el oído y el tacto, los pequeños parten conociendo el mundo y relacionándose con su entorno.

Nosotros hacemos actividades sensoriales todos los martes y voy a compartir por aquí o Instagram lo que estamos haciendo, esperando que sea información útil para otras mamás o cuidadoras de niños.

 

Share
Previous Post Next Post

Quizás también te interese

1 Comment

  • Reply María José Carreño

    La tía Ana María que llevas dentro está saliendo jaja
    BTW, contactaste a mi amiga Sandra? Siempre pienso en ella cuando veo las cosas que haces de manualidades con los niños.
    Besos!

    September 14, 2016 at 8:58 am
  • Leave a Reply

    Share This